diseño & comunicación / design & creative services
logo_jone big.png

Blog

Mi agosto en imágenes

Últimamente me he vuelto más lectora de blogs que escritora en el mío. Encuentro tantas cosas que me gustan y que me inspiran, y quisiera cambiarlo todo de nuevo (pero no, porque sería la cuarta vez. creo) Quisiera ponerme a cocinar, a redecorar mi casa, a tomar fotos - pero todo no se puede. En fin, apurando mis últimas semanas antes de volver a mi curro de oficina he decidido apuntarme a un curso de foto en ivasfot que empieza dentro de ya, a ver si aprendo de una vez a usar bien mi cámara. Y volviendo al tema de los blogs que me gustan y me inspiran, hay una chica Sandra Juto (que la tengo aquí en mi lista de blogs favoritos, a mano derecha) que hace una recopilación de sus fotos de cada mes que va pasando. Me encanta la idea -sobre todo porque lleva varios años haciéndolo y derrepente pone fotos tomadas el mismo día pero de años diferentes-  así que con su permiso y con el de ustedes voy a intentar hacerlo yo también, por 2 motivos. El primero es que este agosto ha sido de los mejores veranos que puedo recordar y me parece una manera muy bonita de tenerlo siempre presente, y el segundo motivo es la motivación en sí. A ver si me aficiono de verdad a la fotografía y así puedo ir viendo mi progresión.

Ale, dicho esto, aquí está mi agosto en imágenes.

Mi agosto empezó en Vail. Fue un verano de mucha mucha bicicleta. Demasiada para N que no aguantó más y se quedó dormida :)

Mis amores: N el alma de la fiesta, mi hermana adorada y mi chaparrito derrochando estilo.

Redescubriendo los secretos de la pesca con mi papá. Agua helada, malabares sobre piedras resbalosas y unas truchitas al carbón.

Despedidas entre flores y lágrimas. Y en Denver, ¡la huésped de la semana! con suite y burbujas incluídas.

De vuelta en casa, cenita para festejar quién-sabe-cuántos años de novios bajo los fuegos de la Semana Grande y un brunch casero entre semana.

El reencuentro con las cosas maravillosas que conforman mi vida en vascolandia.

Los tesoros de la huerta. Sus colores, olores y sabores, y el esfuerzo que hay detrás.

Y ser parte de sus primeras experiencias. Verla disfrutar y sorprenderse con las maravillas de esta vida.

¡Hasta siempre, agosto 2014! y gracias.